Vivimos en un neorreality y ‘Sálvame’ es la prueba de ello

0

Sobre la muerte de Charlie, el tikoker que padecía cáncer, el uso de las redes sociales y lo que tiene que ver el modelo ‘Sálvame’ en todo esto

Si accedes al perfil de Twitter de ‘Sálvame’, verás que en su biografía se definen como un neorreality. Si bien el concepto de telerrealidad está asentado en el imaginario de gran parte de la audiencia, entender ‘Sálvame’ como una revolución de este género televisivo es de lo más interesante. El ser humano es cotilla por naturaleza. Si ‘Sálvame’ ha funcionado tan bien durante tantos años es porque al espectador le gusta ver sus problemas del día a día, reflejados en un grupo de personajes exaltados en su justa medida, con los que pueda empatizar. Infidelidades, problemas económicos, enemistades, fallecimientos repentinos: a ojos del espectador, ‘Sálvame’ es un grupo de amigos que viven su vida ante la atenta mirada de millones de espectadores. 

Si algo ha conseguido ‘Sálvame’ es adelantarse y adaptarse al lenguaje de las redes sociales. Desde el nacimiento de Tuenti hasta el actual uso de Instagram o TikTok, ver ‘Sálvame’ es lo mismo que repasar los stories de tus conocidos, reenviando a tu confidente de palique esa foto en la que Pepita aparece con otro chico que no es su novio en actitud cariñosa. Todo ello para comentarlo y elucubrar sobre qué está pasado en esa relación. O esa conversación con tu compañero de la oficina comentando la pomposa fiesta que ha celebrado un seguidor en común la noche anterior. El ser humano, y más concretamente el ser humano español, necesita opinar sobre todo y en todo momento. Cuando la realidad se convierte en un espectáculo público, concediendo al resto de usuarios el privilegio de ser espectadores de tu día a día, el límite entre la vida real y el neoreality salvameriano es muy difuso.

La noche del 22 de agosto se hacía pública la muerte de Charlie, un conocido tiktoker español que llevaba cuatro años luchando contra un duro cáncer. Su proceso hospitalario lo compartía a diario a través de sus redes sociales, haciendo uso del humor negro para demostrar que con una sonrisa todos los problemas se llevan mucho mejor. Su historia, su vida, consiguió congregar a más de dos millones de seguidores en la red social china. Cada día actualizaba su estado de ánimo, acompañado de su novia o su grupo de amigos, todos ellos también usuarios activos de la aplicación. Ahora, tras su fallecimiento, los seguidores de Charlie han buscado las reacciones del entorno del tiktoker. Ya sea por morbo o para sentir un acompañamiento en el duelo, pues el follower también padece un tipo de sufrimiento, se han viralizado los vídeos en los que aparece su pandilla llorando la muerte. 

 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Lanenah💋 (@lanenahbrugal)

Diego, uno de sus mejores amigos en la app, ha publicado un vídeo en el que aparece llorando, roto de dolor, cumpliendo la promesa que le hizo a Charlie para el día que ya no estuviera: cantar See you again. El vídeo ya acumula diez millones de visitas. Nerea, su novia, también ha subido un vídeo con momentos junto a él. La publicación ya ha sobrepasado el millón de visitas. Sin duda, se trata de una acción-reacción por parte de los usuarios, que buscan formar parte del duelo colectivo y empatizar con la muerte de un personaje más de su imaginario virtual. La pregunta entonces es: ¿qué diferencia esta reacción con la de, por ejemplo, los espectadores de ‘Sálvame’ la tarde del fallecimiento de Mila Ximénez?

‘Sálvame’ ha sobrepasado los límites de la prensa del corazón. Ya no es simple chisme, ya no es el “¡qué fuerte, qué fuerte, qué fuerte!” de ‘Aquí hay tomate’. Es acompañamiento, es verdad con toques de histrionismo, llevada al extremo. Es la difuminación definitiva de lo que separa nuestras distintas realidades. El programa de Telecinco ha inculcado una manera de ver la vida de los personajes públicos y las redes sociales lo han democratizado entre los ciudadanos de a pie, pasando de observar por una mirilla a ser una parte activa de las vidas que nos rodean. Neorreality en estado puro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí