‘Sálvame’, queremos que vuelvas, porque te echamos de menos

0

El programa vespertino de Telecinco necesita volver a su esencia para recuperar a su público.

‘Sálvame’ está viviendo una de las mayores crisis de su historia. El formato vespertino de Telecinco lleva meses en datos por debajo de los habituales, perdiendo el liderazgo de su franja. Pese a que parecía que en enero el programa conseguía remontar sus audiencias tras la llegada del ‘Lemon Tea’ y el regreso de Anabel Pantoja, un movimiento de programación por parte de la cadena, emitiendo ‘Pasión de Gavilanes’ en la sobremesa, echó por tierra todos los avances de ‘Sálvame’, haciendo que haya vuelto a estar en el 10% (‘Lemon Tea) y 13% (‘Naranja’) de cuota de pantalla.

Para intentar remontar, la próxima semana llegará con cambios, como la renovación de la dirección tras la salida de David Valldeperas y Alberto Díaz; la marcha de Carlota Corredera tras ocho años al frente del formato; o el estreno de ‘Lo de Belén‘, un nuevo espacio al estilo de ‘El Diario de Patricia’ para la última hora. Sin embargo, no dejan de ser unos movimientos precipitados y que probablemente no consigan los resultados esperados, ya que ‘Sálvame’ necesita volver a la esencia.

Renovación de colaboradores

Los colaboradores de ‘Sálvame’ empiezan a estar quemados. Llevamos 13 años viendo a los mismos rostros y las grandes estrellas han ido perdiendo peso. Es el caso de Lydia Lozano o Kiko Hernández, que pese a seguir siendo necesarios en el formato, es innegable que en los últimos meses han dejado de ser colaboradores de primer nivel. Ya no son habituales las grandes bombas de Kiko en el pulpillo, ni los chumineros de Lydia. Otros como Anabel Pantoja o Carmen Borrego han ido cogiendo peso, mientras que Belén Esteban o Kiko Matamoros siguen siendo grandes estrellas.

De este modo, ‘Sálvame’ necesita conseguir nuevos rostros que aporten aire fresco a las tramas, así como el regreso de algunos tertulianos, como Belén Ro o Terelu Campos en el naranja. Además, el formato también necesita prescindir con urgencia de algunos rostros, secundarios que en algún momento pudieron aportar pero que ahora solo estorban entre las grandes estrellas: Rafa Mora, Victor Sandoval, Canales Rivera, Marta López, Gustavo González, Alonso Caparrós o Antonio Montero ya no son necesarios.

El regreso de las secciones y los eventos

Sálvame: ¡Con un 50.6% de los votos, la audiencia decidido que Carlos Lozano siga siendo el defensor del pueblo de 'Sálvame'!

Uno de los grandes problemas de ‘Sálvame‘ ha sido perder sus secciones. Hasta antes de la pandemia, el formato contaba con varias semanales que sacaban al espectador de la continua dinámica de tertulias y creaban contenidos. El programa debería recuperar ‘El defensor de la audiencia’ o ‘El reto más gordo’, ambos con personajes externos que puedan dar un soplo de aire fresco, como en su momento Carlos Lozano como defensor o Carmen Bazan y Sema en el reto de adelgazar. Y como no, recuperar las secciones de reporterismo, como ‘Diario Che’ o ‘Sálvese quien pueda’ de Aida Nizar.

Por otro lado, ‘Sálvame’ también ha perdido sus grandes eventos. Era habitual que cada año presentasen algún formato que llenase el programa durante varios días, como ‘Sálvame Fashion Week‘ en 2015 y 2016, ‘Sálvame Snow Week‘ en 2016 o ‘Sálvame Okupa‘ en 2019. Todos ellos con preparación previa, como en el caso de ‘SFW’, ya que durante semanas se preparaban los outfits y los colaboradores ensayaban para enfrentarse a la pasarela.

Sálvame se sube a la pasarela en su fashion week [anuncio_b30 id=1]

Basta cebar contenidos todos los días

Otro de los grandes problemas de ‘Sálvame’ es el continuo cebo de los contenidos. Es insostenible para los espectadores aguantar todas las tardes como se ceba la llegada a la redacción de unos audios secretos, unas fotografías perdidas o un testimonio oculto. La mayoría, además, nunca llegan a ver la luz. Cuando es algo que se hace de forma repetida es imposible que sea creíble para el espectador, que acaba huyendo a otro canal.

En definitiva, ‘Sálvame’ debe huir de la polémica y de los contenidos vacíos y volver a las risas, a los disfraces, a los juegos. ‘Sálvame’ debe volver a su esencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí