Crítica de ‘Nasdrovia’: Movistar acierta con una sabrosa y exótica comedia de intriga

Hemos tenido acceso a los dos primeros capítulos de ‘Nasdrovia’ y esta es nuestra crítica de la nueva serie de Movistar Plus.

 

En los entresijos del mundo de la ficción se suele decir que hacer reír es mucho más difícil que hacer llorar. Por ello, en los últimos años ha habido una gran presencia de thrillers y dramas en la pequeña pantalla, algo que ha ocurrido en menor medida con las comedias. Para romper esta tendencia, Movistar+ presenta su nueva serie original, ‘Nasdrovia’, una comedia negra de intriga escrita por Sergio Sarrià y basada en su novela El hombre que odiaba a Paulo Coehlo. La ficción, producida por Globomedia (The Mediapro Studios), cuenta con Leonor Watling y Hugo Silva como cabezas de cartel y se estrenará el próximo 6 de noviembre en la plataforma.

Y lo cierto es que ‘Nasdrovia’ engancha. La serie ofrece una buena carta de presentación en sus dos primeros episodios que logra atrapar al espectador. Watling interpreta a Edurne y Silva da vida a su exmarido Julián. Ambos son dos prestigiosos abogados que, hartos de su monótona vida profesional defendiendo a políticos corruptos (cuyas referencias como abrigos de pieles o billetes escondidos en el altillo resultarán familiares a la audiencia), deciden dar un volantazo a su vida y emprender un nuevo reto laboral después de conocer a Franky (Luis Bermejo), un chef que desea abrir un restaurante de cocina rusa.

El deseo se hace realidad y los tres personajes se convierten en dueños de un restaurante al que ponen el nombre de ‘Nasdrovia’ (que en ruso significa ‘salud’). A partir de aquí, empiezan a vivir una serie de peripecias que les conducen a toparse de bruces con un grupo de mafiosos rusos, encabezados por el temible Boris (Anton Yakovlev). Al sentirse en deuda con ellos por una determinada circunstancia que tiene lugar, les invitan a cenar al restaurante, lo que significará el comienzo de su particular calvario.

La duración perfecta de ‘Nasdrovia’, en torno a los 25 minutos por capítulo, hace que el ritmo sea trepidante y no dé lugar a tramas secundarias que aburran al espectador. Toda la acción está centrada en los tres personajes principales (destacando el rol de Leonor Watling, gran eje de la ficción y narradora protagonista) y en su particular relación con esta peligrosa banda rusa, algo que supone un giro de 180º en sus vidas.

Las referencias a la cultura y tradiciones rusas se ven plasmadas en este episodio con una ambientación algo tétrica y oscura del local del restaurante, adaptada a lo que sería el restaurante ruso que todos tenemos en nuestro imaginario, así como la continua presencia en pantalla del vodka, la bebida alcohólica rusa más popular. Todo ello dota a la serie de un toque exótico que logra añadirle un elemento muy característico y diferenciador.

A nivel técnico, la fotografía manteniendo la cuidadísima factura de todas las series originales de Movistar. La serie está rodada íntegramente en escenarios naturales, algo que el espectador agradece y que dota de una mayor profundidad cada una de las escenas.

En resumidas cuentas, ‘Nasdrovia’ es una buena comedia de intriga que enganchará al espectador y le hará pasar un buen rato con infinidad de divertidas y peligrosas situaciones. Su agilidad la hace ideal para que los 6 episodios de los que consta sean consumidos en formato maratón. La presencia de dos rostros consolidados del panorama televisivo español como Leonor Watling y Hugo Silva, y bajo la dirección de Marc Vigil, son toda una garantía de calidad para este producto que seguro será uno de los más comentados de este otoño.

Deja un comentario