La información en RTVE resucita y vuelve a ser competitiva en las coberturas especiales

Los informativos de RTVE se recuperan de un golpe casi mortal y comienzan a volver a ser competitivos.

 

Los informativos de RTVE han vuelto a la vida. Como cuando en las películas de hospitales el paciente está en parada cardiaca y los médicos utilizan de manera incansable el desfribilador hasta que vuelven a escuchar los latidos. La información en RTVE vuelve a latir pero en este caso los médicos son periodistas muy valientes, un valor que ha sido indispensable en la lucha contra la manipulación.

Los últimos años han sido impresionantemente convulsos a nivel informativo. Las presiones y manipulaciones de las cloacas mas putrefactas consumieron el latir de unos informativos afectados por el vaivén político. Un hecho inadmisible para el ente público. Y ahí se han mantenido los periodistas de verdad, sin mover un paso atrás para luchar por unos medios independientes, veraces y neutrales. Poco a poco lo están consiguiendo, el latir aún es débil pero va por buen camino y una muestra de ello es la cobertura del debate de Investidura de Pedro Sánchez.

Atresmedia se alzó triunfante frente a una RTVE anticuada

Atresmedia se supo aprovechar de una situación informativa deplorable para meter mano y mostrarse como referente. ‘Al Rojo Vivo’ empezó a crecer y convertirse en un referente informativo cada vez para más gente. Lo mismo sucedió con ‘Más Vale Tarde’ y los servicios informativos de mediodía y noche. Todos los formatos relacionados con la actualidad crecían: nuevos platós, nuevos presentadores, nuevos formatos. Dejar a la arcaica TVE atrás para convencer a los jóvenes de que laSexta siempre está dónde esté la noticia: antes que nadie.

En un momento en el que la inmediatez es clave en el consumo tanto informativo como audiovisual, laSexta supo dar la sensación de inmediatez a sus espectadores. Además, el tono fresco y mucho mas dinámico convenció a los targets más jóvenes, llegando a públicos que  nunca antes habían consumido información en el ente público. laSexta acompañó a la audiencia a lo largo del atentado de Barcelona, el referendum y los conflictos en Catalunya, la moción de censura… laSexta siempre estaba ahí cuando el espectador quería informarse.

Pero entonces nuevos aires llegaron al poder y con ellos una larga lista de ceses que consiguieron redirigir el rumbo de los medios públicos. Desde entonces, RTVE se esfuerza por cambiar sus hábitos e intentar ofrecer la información de manera cercana, innovadora e inmediata. Un ejemplo de ello es el debate de Investidura. De sol a sol han cubierto lo que sucedía en el Congreso desde un plató instalado en las puertas del mismo. Sin cortes, sin tertulias, sin protagonismos: han dejado al espectador ver y escuchar todo el debate sin interrupciones ni intoxicaciones con opiniones externas. Y esque RTVE ha sido la única que no ha cortado en ningún momento el debate, a diferencia de su competidora directa.

«¡Ritmo, ritmo!» debió pensar Ferreras, que pedía titulares cada dos por tres y análisis extenso de cada una de las frases que los diputados pronunciaban. Nos gusta la inmediatez, sí. Pero en un debate lo que la audiencia quiere es escuchar la propuesta y contrapropuesta de los grupos parlamentarios. Quiero el análisis cuando acaba el debate, no durante el debate. Y en eso RTVE ha sabido jugar muy bien su papel de ente público: información por y para las personas.

Si RTVE sigue así, si aumenta su creatividad e innovación a la hora de contar lo que sucede, si apuesta por rostros reconoocibles, conexiones por todo el territorio y una línea gráfica moderna. Si RTVE continúa recuperándose, Atresmedia tendrá un duro rival en el ring. Cada latido de la nueva RTVE es un suspiro de aire fresco para la calidad informativa de nuestro país. 

Deja un comentario