‘El Chiringuito’ vuelve a casa

Analizamos la vuelta a plató de ‘El Chiringuito de Jugones’ en Mega.

 

Tras anunciarse los primeros quince días de confinamiento, Josep Pedrerol y su equipo se despedían de la audiencia, en un principio solo para quince días, con el compromiso de volver. Lo que no sabían es que la espera se iba a hacer tan larga. Han sido dos meses en los que hemos visto el programa parado por completo en sus primeros días y cómo poco a poco volvían al trabajo, eso si, desde casa.

La gente los ha acompañado desde casa y en redes se ha podido ver, pero las audiencias han dejado mucho que desear. Apenas llegaban al 1% se cuota muchas noches, lo que no representa llegar ni a 100.000 espectadores. Datos muy bajos para los que nos tenían acostumbrados. Pero claro, ¿quién se iba a poner a ver el programa cuando ellos mismos no tenían temas que tratar? Las primeras semanas, un mismo tema monopolizaba la tertulia horas y horas: ¿Iba a volver el fútbol esta temporada? Y luego hay otra realidad, ‘El Chiringuito’ muchos lo ven por la compañía, pero su éxito está en las broncas, los gritos y sobre todo en ver como hierve la sangre de sus tertulianos cuando Madrid o Barça pierden o ganan. Ahí es donde la gente tiene muy presente el formato y se va a por el mando para poner ‘El Chiringuito’.

Como todos sabemos, el fútbol empieza en el minuto cero y va contando hasta los noventa. Eso sí, siempre que no juegue el Real Madrid, que si no la cosa se alarga más de lo normal (permitidme algún ligero chascarrillo). Tras el estado de alarma tocaba hacer frente a una cuenta atrás e ir observando como las nuevas medidas del gobierno permitían ir rebajando los tiempos de la vuelta del programa. Había que estar pendientes de unos marcadores, que a diferencia de lo habitual, habían empezado a descontar minutos y segundos (como en el baloncesto), de la vuelta a casa del programa.

Ahora, se han vuelto a encender los focos, las cámaras vuelven a circular por la hierba artificial que ocupa parte del plató, los errores de vídeos que no entran han vuelto, las risas, los tertulianos y la esencia, eso sí, con todas las medidas de seguridad posibles para hacer los más prudente posible la vuelta a plató de ‘El Chiringuito de Jugones’. Este lunes 11 de mayo el programa ha vuelto al plató y se ha notado. Han vuelto las risas, la complicidad y pese a que el fútbol no ha vuelto, sigue habiendo juego y más temas a tratar que atraen la atención del espectador. Puro entretenimiento.

Sin ir más lejos, este jueves, Josep Pedrerol preguntaba a sus tertulianos en qué número del mando tenían colocada cada cadena y sobre todo Mega. Todo, para recordar al espectador que deben resintonizar la antena de su edificio. De este simple anuncio, se creó un juego maravilloso. El programa creó una canción propia para que la gente se ponga el canal Mega en el 8 o el 9 de su mando.

‘’Habrá que hablar con Movistar, no me gusta el 85’’ decía Pedrerol al enterarse de que muchos tertulianos que ven la televisión a través de dicha plataforma tenían por defecto puesto el canal Mega en el número 85. Entre la canción, el cachondeo y la opinión de cada tertuliano, la publicidad caló en la gente y se llenaron unos buenos minutos de programa para terminar diciendo Josep: ‘’Mañana lanzaremos una pregunta para saber donde tiene nuestra audiencia puesto Mega en el mando’’.

La vuelta de esta semana también se ha notado en los datos. Pese a ser más bajos de los habitual, han subido respecto a los programas hechos desde casa, superando la barrera del 1,5% de cuota de pantalla, lo que representa unos 130.000 espectadores.

Ahora, la preocupación está en que si no vuelve el fútbol, ‘El Chiringuito’ deberá cerrar sus puertas. Poco sentido tendrá que mantenga abierto sin asuntos que tratar. Veremos como evolucionan los días.

Deja un comentario