‘La Línea Invisible’ engancha con un inicio de ETA puramente emocional

Hemos podido ver ‘La Línea Invisible’ y esta es nuestra crítica de la nueva serie de Movistar+.

 

El próximo 8 de abril se estrena ‘La Línea Invisible’, la nueva serie de Movistar+ que narra el primer asesinato de ETA en los años sesenta a manos de Xabi Etxebarrieta. En TVienes hemos tenido acceso a la serie completa y aquí van nuestras primeras impresiones de una ficción que engancha y va más allá de los hechos y la trama.

‘La Línea Invisible’ es una serie compleja. Compleja por su trama y por lo que cuenta. No es fácil hablar de hechos tan recientes, tienes el riesgo de meter demasiado el dedo en ciertas llagas que aún escuecen. Pero el trabajo de Mariano Barroso sobre el guión de Michel Gaztambide y Alejandro Hernández es espectacularmente cauteloso. Nos encontramos ante una serie que no se posiciona, que da al espectador la oportunidad de dudar, de cambiar de opinión en cada escena que pasa.

La serie está muy bien ambientada y documentada, siendo un caramelito para aquellos que nos gusta la historia. Pero no es una serie histórica. Los personajes están edulcorados en ambas bandos, representando a una policía torturadora y al inicio de una organización terrorista de manera romantizada. No se blanquea, se recalca que el inicio de ETA no tiene nada que ver con el horror en lo que se convirtió la organización años después. No hay una intención de modificar los hechos, simplemente se idealizan las situaciones ya que el peso de la serie no recae en la trama, sino en los personajes. Mariano Barroso vuelve a demostrar su buena mano dirigiendo. Los personajes son reales, humanos, se emocionan, viven con el espectador cada minuto, cada acción que realizan. Es inevitable que el espectador no se identifique con los personajes. Todos tienen un trasfondo, una relación peculiar con la historia, dejando atrás lo que pasa para hacer hincapié en cómo pasa.

Un reparto acertado en un escenario natural histórico

El reparto es de una calidad indudable. Destacan las actuaciones de los protagonistas Álex Monner y Antonio de la Torre. Entre los secundarios, Enric Auquer se lleva la palma. Además, el País Vasco se convierte en un personaje más, ofreciendo unos platós naturales históricos que suman muchísimo al resultado final de la ficción.

A nivel técnico, la fotografía es muy buena y la banda sonora acompaña lo que sucede de manera acertada. Es una serie dinámica, que engancha. Al estar formada por únicamente seis capítulos de cuarenta y cinco minutos, es muy rápida de ver, siendo una serie perfecta para hacer una maratón en estos días de confinamiento.

No te pierdas nuestras entrevistas al reparto de la serie

En TVienes hemos hablado con Àlex Monner y Enric Auquer. Nos han contado todos los detalles de la serie y han reflexionado sobre cómo se ha enfocado la trama:

Deja un comentario