«No voy a contar lo que pasó», la insinuación que ha puesto a Kiko Rivera en un aprieto

Una camarera de la discoteca de Kiko Rivera deja caer haber tenido algo más con él

 

Kiko Rivera ha reconocido recientemente haber sido infiel a su pareja, Irene Rosales, en noches de fiestas por culpa de la droga. También ha hablado de haberse mensajeado con una camarera de la discoteca de la que es propietario, pero sin haber llegado a mayores. Sin embargo, Alicia, la camarera, ha dejado caer en «Sálvame» que no solo sucedió lo contado por el hijo de la tonadillera.

Alicia ha confirmado que habían estado manteniendo un contacto bastante cercano con Kiko, pero que decidió zanjar la relación cuando Irene Rosales se lo pidió. Según ha contado la camarera, la mujer de Rivera le habló por Instagram para pedirle que dejara de hablar con él. También ha aclarado que el «tonteo» era provocado más por parte de Kiko.

Durante la entrevista, Alicia decide no contestar a la pregunta que le realiza Jorge Javier sobre si había tenido un «encuentro» con el DJ. Esto da lugar a sospechar que oculta información que no quiere contar, ya que según ella, había acudido ahí para zanjar el tema de una vez. Pero la verdadera evidencia de sospecha llega cuando a una pregunta de Rafa Mora sobre si realmente no «llegaron a mayores» ella responde: «No voy a contar lo que pasó».

Alicia no ha declarado haber tenido un encuentro con Kiko, pero, sin querer, ha dejado caer unas insinuaciones que han revolucionado el plató. 

 

Deja un comentario