La necesidad de Teledeporte

La Corporación de Radio Televisión Española vuelve a amenazar con el cierre de la cadena temática de deportes.

 

RTVE está planteándose de nuevo cerrar la emisión en abierto de Teledeporte y convertirlo en un servicio en streaming como su plataforma Playz y ahorrar a la corporación unos 20 millones de euros. Ya hace unos años se intentó sin éxito cerrar el canal; sin embargo se llegó a un acuerdo con Loterías y Apuestas del Estado para que patrocinase muchas de las retransmisiones. Desde TVienes queremos romper una lanza a favor del canal pronunciándonos en contra de su cierre por diversas razones.

REFERENCIA EUROPEA

No vamos a negar que RTVE no es uno de los entes públicos europeos referentes en europa, ni por la calidad de sus series (aunque tuvo su época dorada), ni por sus informativos imparciales, ni por la trascendencia que puedan tener el resto de retransmisiones. Sin embargo, RTVE es de los pocos entes públicos de Europa que tiene en abierto un canal exclusivo para deportes (la CCMA tiene el Esport3): ni la BBC británica, ni la RTP portuguesa, ni el conglomerado galo France Televisiòns, ni siquiera la italiana RAI tienen un canal de estas características. No se puede permitir que se quite un pedacito de RTVE y no tengamos una señal diferencial con el resto de entes públicos europeos.

ALTAVOZ DE LOS DEPORTES MINORITARIOS

Cuando en todas las generalistas no se emitía más que fútbol masculino, Fórmula 1, motociclismo, la vuelta ciclista y en alguna ocasión el Mutua Madrid Open, Teledeporte emitía deportes minoritarios o en categorías femeninas. Si no fuese por Teledeporte no habríamos visto en directo las numerosas victorias de Carolina Marín en bádminton, las medallas del equipo de natación sincronizada, los oros mundiales de Javier Fernández en patinaje artístico o las medallas en halterofilia de Lidia Valentín. Todas estas hazañas del deporte europeo no fueron emitidas ni por Mediaset, ni por Atresmedia, ni siquiera por La 1, fueron emitidas por un canal que da el espacio que merece a otros deportes.

EMISORA DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS

A menos de un año para que tengan lugar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, RTVE no puede permitirse el lujo de cerrar un canal que junto con La 1 y las emisiones en ‘alacarta’ en la web emiten prácticamente la totalidad de las disciplinas deportivas en las que participa España. Los grandes eventos deportivos como son los JJOO sirven para demostrar la calidad de las retransmisiones y conexiones entre RTVE y la propia emisora del COI; y durante varias olimpiadas Teledeporte ha pasado el examen con nota. Sabemos que desplazar a un equipo de profesionales hasta las sedes de los JJOO es costoso, pero se agradece ver cómo algunas de las retransmisiones que hace Paloma del Río son desde las propias olimpiadas y no desde Prado del Rey.

MENOS GRASA Y MÁS MÚSCULO

RTVE se queja de que 20 millones de euros le suponen una barbaridad para mantener en pie un canal dedicado al deporte que promedia un escueto 0,4% de cuota de pantalla. Sin embargo, RTVE debería analizar mejor en qué gasta el dinero que recibe de los PGE y del resto de operadores privados que pagan un canon para financiarla. Si RTVE se dejase de encargar galas casposas a productores caídos en el ostracismo, dejase de dilapidar dinero en series penosas como ‘iFamily’, ‘Reinas’, o ‘El hombre de tu vida’ el dinero se podría dedicar a sufragar Teledeporte. Es más, RTVE debería pensar seriamente si le es rentable seguir pujando por derechos deportivos de fútbol por los que apenas puede ingresar dinero en publicidad, más allá de los “patrocinios culturales” al inicio y final de cada retransmisión. Emitir eventos de la FIFA, de la UEFA o los clasificatorios de la selección española para cualquier Eurocopa no son precisamente baratos, y sin embargo TVE se empecina en emitirlos cuando el retorno de la inversión que va a recibir es muy reducido.

Por otro lado, si se dejasen de externalizar muchas de las producciones y se tirase de los profesionales y servicios técnicos que ya hay en TVE, el ahorro en costes sería muy superior a lo que cuesta hoy día Teledeporte.

 

Esperemos que en el seno de RTVE se replanteen el cierre de Teledeporte y recorten primero en la grasa que tiene la cadena y no en el músculo que la hace valiosa. Si no, nos veremos abocados a recurrir a alguna cadena de pago como Eurosports, o simplemente conformarnos con los totales que decidan ponernos en la sección de deportes del ‘Telediario’.

Deja un comentario