‘Las que faltaban’ disparan con su segunda temporada

‘Las que faltaban’ cambian de día de emisión y triunfan en las redes tras una primera temporada no tan laureada.

 

Hace más de un año de la polémica fotografía de los cómicos de Movistar+ en el FesTVal, con el posterior revuelo suscitado por la gran diferencia en número entre hombres y mujeres, apareciendo únicamente dos mujeres entre más de una quincena de hombres. Con la misión de convertir esa fotografía en una lo más paritaria posible, hace ahora más de medio año, llegaban ‘Las que faltaban’, un programa que se presentaba como el único programa hecho íntegramente por mujeres y dirigido a todo el mundo.

Capitaneado por Thais Villas, el programa contaba con un gran equipo de colaboradoras que irían desarrollando sus distintas secciones semana tras semana, ampliando así considerablemente el número de cómicas en el plantel del grupo. Pero, con ‘La Resistencia’ y ‘Late Motiv’ en emisión, los dos late night por excelencia de Movistar+, la tarea de destacar se convirtió en todo un desafío para el programa, ocupando el late night del viernes, hueco que dejan libre los dos programas anteriores mencionados.

Con una primera temporada con poca trascendencia televisiva, incluso el propio equipo del programa bromeaba con la posible no renovación del contrato para la producción de una nueva temporada. Pero, ¿por qué ‘Las que faltaban’ no consiguieron destacar? Poca notoriedad en las redes sociales, con la consecuente no ‘viralización’ de sus contenidos, sumada a una quizás no acertada estrategia de programación, a las que se añade un batiburrillo de contenidos en un corto periodo de tiempo, pueden ser las principales razones del poco éxito de su primera tanda de programas.

El programa se estrenó la noche del viernes 15 de marzo, coincidiendo una semana después del día de la mujer trabajadora (8M), siendo el colofón final de una programación especial de Movistar+. El grupo audiovisual tuvo claro entonces que el nuevo programa aterrizaría complementando a los dos late nights en el quinto día laborable de la semana,  en ningún caso sustituyendo a los mismos. El programa presentado por Thais Villas aterrizaba así en una noche complicada para este tipo de formatos al ser un programa dirigido a un público joven, minoritario en la noche del viernes, donde el consumo televisivo es mucho menor. Con una emisión lineal que para nada favorecía al formato, el programa encontró su primer obstáculo a superar. Con la falta de ese necesario ‘boca a boca’, que se traduce en la escasa ‘viralización’ de sus contenidos en las redes sociales, hizo que el programa pasara desapercibido para una mayoría parte del público general.

El programa, emitido en falso directo, emuló a ‘El Hormiguero’ de Antena 3 en su afán por tener un abanico de colaboradoras lo más amplio posible, pero con una diferencia de tiempo abismal. A un total de ocho colaboradoras se le sumaban otras secciones como entrevistas, actuaciones, sketches, etc., siendo quizás demasiado contenido para un único programa semanal de poco más de 50 minutos de duración, convirtiéndose algunas casi en secciones mensuales, a diferencia del programa de Antena 3, que cuenta con una emisión diaria y mucho más tiempo en el que poder desarrollar sus secciones.

Parece que tanto el programa como la cadena han tomado buena nota de los errores de la anterior temporada y se han puesto manos a la obra para hacer de esta nueva temporada un programa lo más atractivo posible. Con un número mucho más reducido de colaboradoras, pasando de las ocho anteriores a cuatro y una nueva incorporación, el programa ahora puede ahondar mucho más en las secciones y darles un recorrido mucho mayor que en la anterior etapa, donde la veloz sucesión de contenidos saturaba el programa.

La incorporación de una mesa desde la que Thais conduce el programa, la entrevista principal de cada semana mantiene la misma tónica que en la primera temporada, destacando la ausencia de la actriz Adriana Torrebejano en las mismas. Lola Índigo, Lydia Valentín o la actriz estadounidense Alex Borstein han sido las primeras entrevistadas en esta nueva tanda de programas. El programa esta vez sí que ha conseguido ‘viralizarse’ en redes, convirtiéndose los reportajes de una colaboradora del mismo, Susi Caramelo, uno de los temas más comentados en Internet en las últimas semanas. Además, Movistar+ también ha decidido cambiar el día de emisión del programa, emitiéndose ahora en el primer late night de la semana, la noche de los domingos, día mucho más acertado para un programa de este género.

Quizás, con estos cambios, ‘Las que faltaban’ se afiancen en la parrilla y Thais Villas y compañían demuestren que sí, que ellas eran las que faltaban.

Deja un comentario