El duro relato sobre la supuesta violación de ‘GH Revolution’ que podría llevar a José María al banquillo

José María, concursante de ‘GH Revolution’, está a un paso del banquillo.

 

José María López está a punto de sentarse en el banquillo por el presunto delito de abuso sexual que cometió contra Carlota Prado en ‘GH Revolution’, última edición de la versión de anónimos que Telecinco emitió en 2017. Todo ocurrió en una fiesta cuando la concursante iba borracha y el joven supuestamente abusó de ella.

Tal y como ha publicado en exclusiva El Confidencial, la jueza que ha investigado el caso ha dado por terminada la instrucción y ha determinado que Carlota se encontraba tumbada «sin apenas moverse, boca arriba, con los ojos cerrados desde que se metió en la cama», cuando José María López realizó movimientos bajo el edredón «que aparentemente pudieran consistir en penetraciones«.

En su escrito, la jueza resume los hechos a partir del vídeo que nunca llegó a ver la luz y que fue grabado en la madrugada del 3 al 4 de noviembre de 2017. Tras la fiesta, él la llevó a la habitación, se metió con ella en la cama y en cuestión de segunda José María decidió tapar a ambos con el edredón, «observándose una manipulación interna en la que José María pudiera ser que estuviera quitando los pantalones y las bragas a Carlota«, según el auto.

Carlota le comunicó a José María que no podía

A raíz de los movimientos de su compañero, Carlota «le comunicó, sin apenas fuerza, la frase «no puedo»» y le hizo un gesto con la mano con el que le manifestó «que parase su acción, la cual pudiera consistir en tocamientos de su cuerpo en base a las oscilaciones apreciadas».

Carlota, que «se hallaba sin apenas moverse, boca arriba, con los ojos cerrados desde que se metió en la cama», llegó incluso a decir «quita» a José María y darle la espalda antes de que él desplazara a ella «hacia arriba y abajo, sin que ‘motu proprio’ esta reaccionara ante tal estímulo; el cual pudiera consistir, de acuerdo con la posición de José María y su respiración más agitada, en penetraciones […]».

Estos hechos duraron cinco minutos, el tiempo que tardó el ‘Súper’ en pedir a Carlota que acudiera al confesionario. Algo que la concursante acabó haciendo, aunque por el camino vomitó y se le cayó la ropa interior.

Deja un comentario