‘Toy Boy’, el posible juguete roto de Series Atresmedia

Analizamos las luces y sombras del primer capítulo del «thriller erótico» de Antena 3.

 

No todo vale en la ficción española. Es triste que suceda, pero una marca puede perder todo su prestigio, labrado año tras año, en tan solo un abrir y cerrar de ojos. Es el caso de  Series Atresmedia, que tras dejar boquiabierto al espectador con series como ‘Vis a Vis’, ‘La Casa de Papel’, ‘Fariña’ o ‘La Catedral del Mar’, se permiten estrenar una ficción de premisa embaucadora pero con ejecución pobre y poco interesante como su gran baza de la temporada.

En ‘Toy Boy’ los actores no son actores. Algunos de ellos nos contaban que les había llegado la propuesta para participar a través de Instagram. Otros aseguraban que le habían visto en el gimnasio sudando la gota gorda y que eso ya era mas que suficiente como para pasar el primer casting. Ha sido la primera vez en set de muchos de los actores y se ha notado mucho, pero es que aquellos que ya tienen bagaje tampoco han demostrado grandes aptitudes. Vemos a una Cristina Castaño haciendo (de nuevo) de Cristina Castaño y a una María Pedraza mucho más superficial, en un intento de darle profundidad a cada una de sus intervenciones con pausas eternas y su ya mítica voz susurrada.

La trama, que cuenta con una premisa bastante interesante y comercial, no se ha sabido plantear en guión. De nuevo nos encontramos con situaciones predecibles, a veces rocambolescas y estiradas en el tiempo, que rodean a un grupo de strippers, a la abogada de uno de ellos y a la familia mas influyente de la ciudad. Pese a un buen arranque de trama, el primer capítulo es denso y eterno. Y no precisamente por lo que cuenta. Es la última serie del catálogo de Atresmedia de setenta minutos por capítulo y eso se nota mucho. Muchísimo.

«En ‘Toy Boy el poder lo tienen las mujeres«, afirmó Cesar Benítez, responsable de Plano a Plano, en rueda de prensa. Posteriormente, en entrevistas personales, los actores nos confirmaron estar ante «una serie transgresora» en cuanto a el papel de la mujer en la trama. Comienza el capítulo y nos encontramos a un grupo de señoras metiendo billetes en los paquetes de unos strippers. El chiste se cuenta por sí solo.

¿Erotismo? Sí, pero no el esperado. La serie es bastante light en este aspecto, sobre todo si la comparamos con títulos recientes como ‘Instinto’. Escenas de sexo pasional bastante intranscendentes pero que aportan un extra a la serie, hecho que puede atraer al espectador medio de Antena 3. ‘Toy Boy’ puede funcionar, pero es sin duda alguna una involución del sello Series Atresmedia. 

Deja un comentario