La tercera temporada de ’13 Reasons Why’ levanta nuevas críticas

La nueva entrega está disponible desde el viernes 23 de agosto en Netflix.

 

La tercera temporada de ’13 reasons why’ ha llegado para quedarse. Parece ser que la serie ha logrado que le dieran otra oportunidad después de las pésimas críticas que obtuvo la anterior. La serie da un giro dentro de su tono y publica 13 nuevos episodios que pueden incluirse en una serie policial adolescente perfectamente, sin dejar de lado sus tramas principales.

La primera cuestión por resolver era: ¿qué pasó con Tyler después de intentar tirotear en el instituto? Pues bien, Clay, junto a los demás, une fuerzas para impedir otra locura y, de alguna manera, curar a Tyler de su trauma, el cual es desconocido para sus amigos hasta los últimos capítulos. Sin duda la evolución de Tyler es una de las mejores, el personaje se arma de valor para volver a confiar y plantar cara a sus agresores.

Jessica Davis es otro de los protagonistas que cuenta con una de las mejores evoluciones de la serie. El personaje está bien estructurado y tiene un papel crucial a la hora de reivindicar junto a un grupo de feministas que hay que acabar con la cultura de la violación. Jessica poco a poco decide recuperar el control de sí misma y de su cuerpo y seguir con Justin a pesar del qué dirán y de sus antecedentes; porque todo sea dicho Justin ha metido la pata muchas veces y hasta el fondo. Aunque Justin Foley tiene la suerte de ser uno de los personajes favoritos de la audiencia. Su adicción a las drogas no le impide comportarse como un hermano con todos sus amigos, sobre todo con Clay cuando éste está entre las cuerdas.

Y es que durante los 13 episodios, cada uno de los personajes llegan a ser posibles culpables de la muerte de Bryce Walker. Y aunque todos tenían razones para hacerlo, para la policía solo existe un único culpable: Clay Jensen. ¿Quién le iba a decir a él con esa carita de no haber roto nunca un plato que iba a parecer un asesino ante los ojos de la ley? Desde la primera hasta la última: Clay siempre sufre; parece que está destinado a tener problemas. Además, con su clara intención de ser el héroe de esta historia, siempre pondrá a sus amigos por delante de su propia seguridad. Pero esta vez tendrá que dejar su ego aparte y dejar que le salven, solo así podrá lograr no ir a prisión. Quitando eso, lo único que hacen durante toda la temporada es destacar lo buen chico que es y cómo logró ayudar a todos sin pedir nada a cambio.

Por lo tanto, esta nueva tanda de episodios que recuerdan a la serie ‘How To Get Away With Murder’ giran en torno a contestar una pregunta: ¿Quién ha matado a Bryce Walker? La narración, los flashback y los mismos personajes van a cerrar poco a poco todos los frentes abiertos, y aunque al principio la historia puede llegar a confundir, la aparición del cuerpo de Bryce consigue ganar ritmo a la serie. Así como en la primera temporada Hannah Baker fue el hilo conductor de toda la trama, en esta tercera temporada es Ani quien hace la función de narradora. Pero la chica nueva no cuenta con el favor del público, ya que es ella quien recibe todas las críticas de los fanáticos.  La mayoría siguen sin explicarse cómo pudo acostarse con el violador de su amiga. Por lo que su personaje resulta innecesario y fastidioso, un intento de Hannah 2.0 que a raíz de su declaración policial nos descubre lo que ocurrió en la noche del partido cuando desapareció Bryce. Y es que es difícil hablar de este personaje pese a su intento de mostrarnos una versión más “buena” de él, porque Bryce Walker siempre será el que violó a Hannah Baker, a Jessica Davis y a saber a cuantas más. Su violencia interior le lleva a no poder salir de un círculo vicioso que acaba con él. Se podría decir que el karma le llegó.

Pues bien, después de demasiados capítulos pudimos ver quién fue el causante de la muerte de Bryce. Este es ni más ni menos que Alex. Sí, Alex, el chico que se disparó a la cabeza y que apenas puede andar con ligereza. Ese que intenta convertirse en alguien más “fuerte” tras romper con Jess a base de esteroides. Ese que por fin ha demostrado que le importa algo más que su relación con Jessica. Y es que cuando el atleta abre la boca para amenazar con destruir la vida de Zach, después de la paliza que éste le ha dado, y acusa a Jessica de ponerle una trampa, Alex comprende que Bryce sigue siendo el mismo de siempre y la única forma de terminar con el sufrimiento de todos es acabar con él, así que lo empuja al río y lo deja morir.

Sin embargo, pese a todas las premoniciones Alex se libra de la cárcel gracias a la historia creada por Ani y es Montgomery de la Cruz el señalado como el asesino de Bryce. Monty fue el segundo gran villano. Su nivel de ira había crecido exponencialmente y precisamente el ambiente violento que había vivido en casa no era de gran ayuda. El final de Monty fue rápido y exagerado: pese a si ser justo que pagara por lo que le hizo a Tyler, su muerte en la cárcel era innecesaria. Además culparle de la muerte de Bryce, fue como matar dos pájaros de un tiro nunca mejor dicho.

El último capítulo aunque mostró un buen final para el grupo de amigos, existen algunos cabos sueltos que en la previsible cuarta temporada tendrán que ser resueltos. ¿La policía descubrirá que las armas le pertenecen a Tyler? ¿Qué hará el padre de Alex si la investigación se vuelve a abrir? ¿Justin podrá dejar las drogas? ¿Alex podrá continuar su vida con normalidad? ¿Tyler realmente está recuperado? ¿Winston revelará la verdad sobre Monty? La noche en la que Bryce desapareció Monty pasó la noche con él, por lo que es imposible que fuera él quien le matara.

5 thoughts on “La tercera temporada de ’13 Reasons Why’ levanta nuevas críticas

  1. Falto preguntar quién le disparó en la cabeza a bryce , porque se demostró quien lo arrojó al agua pero en las fotos que tenía Tyler salía un disparo en la cabeza exactamente así que aún falta por descubrir!!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: