Lo que necesita ‘GH VIP 7’ para sorprender a la audiencia

Analizamos lo que necesita ‘GH VIP 7’ para sorprender y enamorar a una audiencia cada vez más crítica con los realities.

 

No hay famoso para tanto reality. ’Gran Hermano VIP’ vuelve a pesar de las peticiones de la audiencia de volver a descubrir a anónimos con historia. Parece ser que los Pantoja, los Matamoros, los Suescun Galdeano y todo lo que les rodean se han anclado a Guadalix, siendo los okupas interminables de la casa más famosa de la televisión. Pero las capacidades de reinvención del formato son tales que prometen otra edición de infarto y, en consecuencia, de éxitos.

¿Que debería tener ‘GH VIP 7’ para triunfar? Buena pregunta, difícil respuesta. La audiencia empieza a cansarse de tanto famoseo folcrólico en los realities de Telecinco, aunque los datos digan lo contrario (el morbo pantojista sigue latente en nuestros corazones…). Es necesario innovar sin perder la esencia del formato, aunque este sea el topicazo que escuchamos edición tras edición.

Famosos de verdad que vengan con rencillas de fuera

Los castings fuertes siempre precisan de “famosos” que los conocen en sus casas y poco más. No podemos tener a dieciséis Pantojas en la misma edición, como diría la tonadillera, no hay ceros suficientes en Mediaset para lograrlo. Pero lo que es simplemente imprescindible es la veracidad de los integrantes de la casa. A ‘GH VIP 7’ le pido un casting que venga con rencillas de fuera pero que genere nuevas tramas des del primer minuto. No queremos eternas peleas familiares, ni carpetas prefabricadas ni burdos montajes. 

Una casa con vida diurna y nocturna

A Guadalix se va a trabajar. Ya está bien de siestas interminables o de despertarse a las doce del mediodía. El público de ‘Gran Hermano’ busca “la vida en directo”, busca seguir tramas, reírse, posicionarse de un bando u otro y empezar a comentar todo por redes. No hablo de juntar a famosos para crear un loquero, hablo de juntar a personas que tengan claro que les pagan por entretener, siempre desde la verdad y la realidad. 

La fiesta del ‘Sálvame Okupa’ es un claro ejemplo de lo que necesitamos. Vips dándolo todo, Anabel bastante perjudicada cantando a cámara, Lydia recogiéndola y llevándola a la cama: al fin y al cabo lo resumiría en que nos regalen memes y momentazos televisivos. 

Dejar atrás lo conocido: no más recuerdos de otras ediciones

La habitación al revés de ‘GH 12+1’, Oriana siendo atacada por una avestruz, los reencuentros de enemigos íntimos dentro de la casa, las estancias secretas… No podemos decir que esté todo inventado, pero el equipo de ‘Gran Hermano’ ha demostrado capacidad de reinvención edición tras edición, pero siempre con esa sensación de “esto ya lo he visto antes”. 

‘GH VIP 7’ debe sorprender. Volviendo a la esencia de los anónimos, la casa precisa de una mecánica que lo ponga todo patas arriba des del principio. Una casa que aguarde secretos, pruebas que nos hagan llorar de la risa, generar momentos inolvidables dentro de las estancias que más recuerdos aguardan en televisión. Queremos quedarnos con la boca abierta viendo ‘Gran Hermano’.

Galas sorprendentes con presentadores a la altura

En ‘Gran Hermano’ los presentadores son clave. Jorge Javier Vázquez es un monstruo presentando, le pese a quien le pese. Si bien con los anónimos le costaba más, en el mundo del faranduleo es el mandamás. Pero no es suficiente para enganchar a la audiencia frente al televisor. ‘GH VIP 7’ precisará de galas entretenidas, con vídeos inéditos, pruebas tronchantes e iniciativas nunca antes vistas en el formato. Una trama que se vaya desvelando a la audiencia en cuentagotas y que juegue con la tecnología, con los espectadores, que salga a la calle, que descubra mundo.

Al carisma de Jorge Javier, se unirán dos presentadores más, incluso tres si contamos los ‘última hora’. Igual es buen momento para dar paso a rostros nuevos. Si los de dentro de la casa no cambian, al menos que cambien los de fuera. Frank Blanco, Luján Argüelles, Jesús Vázquez, Nagore Robles: nombres que la audiencia reconoce y que podrían aportar algo diferente a la gran familia de ‘Gran Hermano’. El formato se merece a presentadores entregados en cuerpo y alma, no a un señor que venga, presente debates sin ver nada de lo que ocurre dentro de la casa y se marche de vacaciones sin llegar ni a la final del programa.

GH VIP 7‘ está a la vuelta de la esquina y viene con un precedente fuerte de superar. Esperemos que estén a la altura de una televisión que a cada día que pasa, pide más y más interacción, sorpresas, veracidad e innovación. Que el súper nos pille confesados.

Deja un comentario