Palito (‘Fama a bailar’): “Existe la posibilidad de que vuelva pero no me quiero hacer muchas ilusiones”

Entrevistamos en exclusiva al concursante, que ha tenido que abandonar el talent de #0 tras una lesión.

 

Iván Santander abandonó ayer lunes la escuela de ‘Fama a bailar’. El concursante, que ha sido pareja de Anita y Lobo, tuvo que abandonar el talent de baile de #0 tras romperse un dedo del pie el pasado domingo antes de la gala. Después de su salida, TVienes ha hablado con Palito, que nos ha contado sus impresiones sobre su experiencia en el formato producido por Zeppelin TV.

 

¿Cómo estás después de salir de la escuela de esta forma tan inesperada?

Estoy raro, flipando, muy contento y muy feliz. Estoy con toda mi gente, que me han venido a buscar al AVE y no paramos de hablar, me están contando cosas, como se ve todo… Estoy por una parte muy feliz por estar con mis amigos y mi familia viendo todo lo de ‘Fama’, todo lo de las redes y me hace mucha ilusión, pero, por otra parte, obviamente, me ha dado rabia no haberme quedado y que haya sido todo tan rápido, que me haya lesionado y que al día siguiente ya me haya tenido que ir. Como dije en la casa, me da rabia la situación, pero me voy feliz porque he pasado una gran experiencia, cinco semanas. Aunque da rabia y deseo recuperarme lo antes posible porque necesito bailar.

¿Cómo empieza tu afición por el baile?

Yo no lo recuerdo, pero mi madre siempre me dice que desde pequeño yo siempre estaba bailando, desde caminaba, me encantaba la música y bailaba. Y a los 6 años yo hacía natación y me pusieron a probar futbol, pero me aburría, y yo le dije a mis padres que quería probar baile. No recuerdo donde lo vi ni nada, porque no tenía ningún amigo, pero se lo dije, me apuntaron, vieron que me gustaba y me quedé. Hacía una clase a la semana, eran todo chicas, pero a mi no me importaba, me lo pasaba super bien y me gustaba. Empezó así y cada año me apuntaba a una clase más, empecé solo con danza urbana, con hip hop, y al siguiente año me apuntaba a jazz, pero sin dejar lo anterior, y otro año jazz y bailes de salón, porque siempre me ha gustado la danza entera. Entonces quería aprender de todo y así empezó, desde que era pequeñito yo ya quería ser bailarín.

¿Por qué decidiste presentarte al casting de ‘Fama a bailar’?

‘Fama’ para mi siempre había sido un sueño, pero por el hecho de vivir una experiencia y estar rodeado de gente que siente la danza igual que yo y que sea vivir por y para bailar, despertarte para bailar y dormirte pensando en la coreo. Una vida solo para la danza y aislarte de todo. Eso ya era un sueño, si hubiera habido otro programa también me hubiera gustado, todo relacionado con la danza. Entonces, obviamente yo ya conocía ‘Fama’, el antiguo y también veía mucho ‘UPA Dance’, esa serie me encantaba, porque, aunque no sea un programa, también es una serie que también existe y era real y entonces yo siempre había querido eso.

El año pasado volvió ‘Fama’, pero por circunstancias de la vida, como estaba comprometido con trabajos y compañías de baile, no me quise presentar. Y mi segunda madre, mi profesora que tengo desde los 6 años y ya es mi jefa y mi amiga, se enfadó conmigo porque no me presenté al casting el año pasado y me dijo que no tenía que pensar en los demás y que si tenía que dejar todo por una experiencia que lo dejase todo, que tenía que ser egoísta.

Y este segundo año, siguiendo sus consejos y que ella siempre me ha apoyado, me presenté por mi y por ella. Y me presenté con pocas expectativas, porque lo veía muy difícil, había gente muy buena, por lo que pensaba vivir la experiencia. Entonces me cogieron y en la fase final ya me empecé a plantear que al encontrarme entre los 50, podría entrar. Ahí ya empecé a trabajar mucho más para hacer un buen show en el casting y entrar a ‘Fama’. Aunque al principio lo veía una meta muy imposible.

¿Quién esperaba que fuese tu pareja?

Desde la fase final, que nos vimos los quince concursantes, yo me veía con Lobo, por su estilo de baile, porque es muy técnico y se parece físicamente a mí. Y claro, dentro de la danza urbana, no había nadie que hiciera mi estilo y con Lobo me veía más y lo decíamos, esperábamos ser pareja. Pero claro, cuando emparejaron a Lobo y no era conmigo, ya no me veía con nadie más, por lo que solo podía ser la persona online. Ya nos lo esperábamos yo y mis compañeros, porque si no era con Lobo, no me veía con otra persona porque eran muy diferentes a mí.

¿Esperabas la expulsión de Anita?

No me lo esperaba, porque creía que era muy querida. Dentro de la casa era muy querida y pensábamos dentro de la casa que fuera también la querían mucho. La verdad es que rezaba para que no la expulsaran a ella, porque yo quería seguir con ella, porque habíamos empezado muy bien como pareja y si era un reto muy difícil lo pasábamos juntos, por lo que no pensaba que sería ella. Pero a la vez tampoco veía que de las otras parejas echaran a alguien, pero yo deseaba que no fuera ella, mi cabeza quería pensar que no, pero al final fue y no tuve remedio que retar a Jesús, porque la única persona con la que me veía era con Lobo.

¿Crees que te podrás recuperar y volver a la escuela dentro de unas semanas?

Posibilidades hay, porque los bailarines somos de otra pasta, y también es mucho trabajo mental, y los bailarines cuando pensamos que nos queremos recuperar pronto también lo nota e intenta recuperarse pronto. Yo ahora tengo que estar una semana únicamente con la escayola y después ir al médico, que me diga como está, y después de previsión unas tres o cuatro semanas de recuperación. Pero yo lo estoy llevando bien, quiero pensar que me voy a recuperar pronto. Además, si es verdad que me han dicho que en el caso de que me recuperase pronto, existe la posibilidad de que volviera, porque no me he ido de la casa por una expulsión, sino por un accidente que no tiene nada que ver con el concurso, ha sido ajeno. La posibilidad existe, pero no me quiero hacer muchas ilusiones, porque puede ser que sea tarde y no me dé tiempo a entrar.

¿Si pudieses te volverías a presentar el año que viene?

No me lo he planteado. En parte me gustaría volverlo a vivir, pero creo que ya lo he vivido y he estado muy a gusto con mis compañeros y creo que otra gente tiene que tener la oportunidad otro año. Aunque me haya ido antes de tiempo, este año era mi año y tarde o temprano me tenía que marchar, por lo que considero que el año que viene le toca a gente nueva. Entonces seguramente no me presentaría.

¿Te preocupaba desde dentro la imagen que se mostrase de ti fuera?

No me importaba la imagen porque siempre he sido natural, yo era yo mismo y no pensaba que pensaría la gente, porque si piensas en la opinión de la gente de fuera es cuando te empiezas a rallar. Yo he vivido la experiencia, siempre pensaba en el presente, en vivir con mis compañeros, ser yo mismo y disfrutar de la experiencia sin pensar en lo de fuera, porque si lo piensas te puede influir en el concurso y simplemente pensaba que soy yo mismo y si alguien me quiere me querrá y si alguien me odia me odiará como siempre y no pensaba en actuar para la gente.

¿Qué ha sido lo más duro de ‘Fama a bailar’?

Ha habido dos cosas. Lo primero la primera semana, ya que pese a saber la mecánica del concurso, no éramos conscientes. Sabíamos que al ser un concurso se iba a ir gente, pero hasta que no lo vives, no llega el día que alguien se tiene que ir, alguien tiene que ser nominado, alguien tiene que ser retado, empieza de verdad. Nosotros entramos cuatro días antes, pero esos días era convivencia, porque no existía mecánica del concurso, nosotros ensayábamos y eso, pero no competíamos. Entonces la primera semana, cuando empezó todo, se me hizo larga y bastante duro darme cuenta de que estábamos en un concurso, alguien se iba a ir y tu le coges cariño a una persona, que se podía ir o te podías ir tú. Ese fue uno de los momentos más duros, porque después se me ha pasado todo volando y he disfrutado mucho.

Y el segundo momento duro fue estar en el médico y que me dijeran que el dedo estaba roto y tendría que llevar escayola. Ahí ya pensé que me tendría que ir, porque sería mucho tiempo.

¿Y el mejor recuerdo que tienes de fama?

Muchos momentos de los que he vivido de mis compañeros, porque de ahí no solo me llevo amigos, sino a familia. Había momentos de convivencia, como la noche que se fue Jesús, que la última hora antes de marcharse estuvimos Agus, Jesús y yo, que somos como familia, como hermanos, estuvimos toda la hora juntos en el sofá haciéndonos fotos, bromas, vídeos, y creo que ha sido uno de los mejores momentos que he vivido con ellos.

¿A quién ves como ganador o ganadora de ‘Fama a bailar’?

Como ganadores, no sé si como pareja o individual, a Esther y Antonio, les veo como ganadores, y a Valeria también. No sé bien cómo funcionará, si es como pareja a Esther y Antonio y como individual a Valeria. Pero si solo hay un ganador, la que veo mejor es a Esther, según mi gusto, y ella lo sabe.

¿Cómo te gustaría que te recordase el público de ‘Fama a bailar’?

Me gustaría que me recordasen como todas las cosas bonitas que me dijo Iker, los profesores y mis compañeros. No me gustaría para nada que me recordasen como el que se ha tenido que marchar por una lesión, sino como la persona que dijeron, que estaba muy motivada, que tenía muchas ganas de trabajar y de llegar lo más lejos posible por aprender y que tenía muchas ganas de estar en el programa y seguir evolucionando. Me encantaría eso, que como bailarín vean esa motivación por aprender y seguir evolucionando.

.

Deja un comentario