Jesús (‘Fama a bailar’): «En el reto no estaba nervioso, pero si dolido»

Entrevistamos en exclusiva al último expulsado del talent de #0.

 

Jesús Gómez se convirtió el pasado jueves en el sexto expulsado de ‘Fama a bailar’. El concursante, que ha sido pareja de Lobo, tuvo que abandonar la escuela del talent de baile de #0 tras perder el reto al que le desafió Palito. Después de su salida, TVienes ha hablado con Jesús, que nos ha contado sus impresiones sobre su experiencia en el formato producido por Zeppelin TV.

 

¿Cómo estás después de salir de la escuela?

Estos días he estado un poco de bajón. Echaba de menos estar con mis compañeros en la casa, el bailar todos juntos, que la vida se dedicaba solo al baile, pero poco a poco te vas metiendo en la sintonía de la vida real y hay que seguir para adelante. Hay que buscar las habichuelas para seguir bailando y seguir formándome.

¿Cómo empieza tu afición por el baile?

A mi me empezaron a obligar un poco a bailar. El 1 de enero siempre sale la compañía de Viena en la tele y un día me puse a imitarlos, por lo que mis padres me dijeron si quería probar. Como no sabía lo que era les dije que sí, pero cuando ya vi lo que era no me gustaba al principio, pero los maestros me veían con opciones y me obligaron a presentarme al conservatorio de Sevilla y ahí fue cuando empecé a cogerle el gustillo, pero estuve unos dos años un poco obligado.

¿Por qué decidiste presentarte al casting de ‘Fama a bailar’?

Fue una tontería. Coincidía que el casting era el último día del centro andaluz de danza, donde yo estaba antes de entrar, e iban a faltar bastantes compañeros al centro, por lo que a faltar tantos compañeros yo tampoco tenía muchas ganas de ir y tuve que buscar una excusa, necesitaba algún justificante o algo así para poder faltar, y como varios compañeros también iban a ir al casting, me dijeron que me presentase, que era una competitividad sana y no las típicas audiciones de ballet que va todo el mundo a muerte y que probase que íbamos a estar rodeados de gente del mundo de la danza y nos lo íbamos a pasar muy guay. Por lo que decidí probar

¿Esperabas entrar cuando te presentaste al primer casting?

Para nada, yo solo iba a echar la mañana, a pasármelo bien, a conocer a gente y ver los diferentes tipos de baile que había.

Una vez dentro, te comunican durante la primera gala que tu pareja es Lobo ¿Cómo recibes esta noticia?

No me lo esperaba, porque los dos somos polos opuestos en estilos de baile. Yo soy muy clásico, muy neo y muy conten y él no tiene técnica de nada, él ha probado muchísimas cosas pero nunca se ha centrado en una. Entonces era alguien muy técnico con alguien que no tiene técnica, por lo que yo sabía al principio que iba a ser muy difícil y me sorprendió porque yo pensaba que me pondrían con alguien como Nacho, Agus, Valeria o Fonsi que son más de mi estilo. Pero me pusieron con Lobo, no me disgustó ni nada, pero si me sorprendió porque no me lo esperaba para nada.

Pasan los días y Lobo se empieza a quejar un poco de ti, dice que no trabajas mucho y pide el cambio de pareja ¿Tu como vives estos momentos?

Se me pasaron esos días un poco muy rápido. Yo sentía que la relación estaba mal, pero Lobo no fue capaz de venir y decirme que pasaba, aunque yo tampoco fui capaz de ir y preguntarle que le pasaba, si le pasaba algo conmigo. No se nos ocurrió hablar hasta una noche que teníamos una gala, teníamos que presentar una versión de Ruth de Hip Hop, pero fue algo tan rápido que no se nos pasó por la cabeza acercarnos. Y como él tampoco se acercaba, pensé que tal vez le tenía que dejar tranquilo porque quizás lo necesitaba, pero yo al principio no me enteré lo que pasaba, hasta que tuvimos la conversación y me lo explicó.

¿Te preocupaba desde dentro la imagen que se mostrase de ti fuera?

No tenía mucho miedo por la imagen que estuviese dando a España, porque en ningún momento he intentado crear una personalidad paralela a lo que yo soy, siempre he sido yo mismo, y sabía perfectamente que hay personas a las que les gusto y otras a las que no.

¿Cómo era la convivencia detrás de las cámaras?

Éramos igual delante de las cámaras que en los dormitorios. Este año está bastante bien estructurado el programa y en ningún momento vemos las cámaras al estar detrás de los espejos, por lo que llegamos a un punto en el que se nos olvidaba que estaban ahí las cámaras y éramos realmente como nosotros somos.

¿Cómo has vivido estar nominado todas las semanas?

La primera semana fue un choque, aunque me lo veía venir porque la actuación me resultó bastante difícil, aunque siempre tenía ese pensamiento de que tal vez no me nominarían, por lo que esta primera fue un gran bajón y tenía mucha tensión y un agobio increíble porque no sabía que repercusión estaba teniendo, ni que apoyos tenía fuera. Al ver el apoyo que tenía fuera, la segunda ya estuve más relajado, aunque estaba igual de concentrado para hacer mi solo y presentárselo al público. Y en el reto no estaba nervioso, pero si dolido, porque imagínate que tu mejor amigo dentro de la escuela te rete. Ya no es el hecho de que sea un reto, sino por pensar que nuestra relación se iba a separar, no por cabreos, sino porque uno de los dos se iba fuera de la escuela y nos íbamos a separar literalmente.

¿Qué ha sido lo más duro de ‘Fama a bailar’?

Lo más duro ha sido el agobio y la tensión constante de no saber que va a pasar, porque allí cada día es algo nuevo y hay sorpresas nuevas, por lo que para nada te lo esperas. Entonces nunca sabes si va a ser buena o mala la sorpresa y siempre es un constante agobio de pensar que pasará en todo momento. Además, también estamos incomunicados del exterior, sin saber nada de tu familia, ni de tus amigos. Entonces también te comes un poco la cabeza pensando que estará pasando fuera.

¿Y el mejor recuerdo que tienes de fama?

He vivido muchísimos, pero me quedo sobre todo con los solos, ya que me sentía super a gusto con el cariño y apoyo que me ha ofreció el público y estaba super motivado al bailar. Me sentía que no tenía la carga de tener que ir igual o sincronizado con mi compañero e ir un poco a mi bola. Y también el compañerismo que hay dentro, que nos llevamos todos super bien y al fin y al cabo estamos las 24 horas y siempre hay algunos enfados, pero fuera de eso nos llevamos todos super bien y me llevo el cariño que me han dado mis compañeros.

¿Si hubiese una repesca te gustaría volver?

Me encantaría, porque siento que todavía no he dado todo lo que yo puedo. Todavía me queda por aprender y demostrar mucho.

¿A quién ves como ganador o ganadora de ‘Fama a bailar’?

Las dos ganadoras para mi son Agus y Valeria.

¿Cómo te gustaría que te recordase el público de ‘Fama a bailar’?

Por mi forma de baile, no quiero gustarle a la gente por mi físico, si tengo buen físico o no, por si soy guapo o no. Yo lo que quiero es enamorar a la gente por mi forma de bailar, que se enganchen por la forma en la que yo baile y que por lo que transmito bailando.

.

Deja un comentario