Se acabó el reinado de Sofía Suescun

La ganadora de ‘GH 16’ y ‘Supervivientes’ ha sido la cuarta expulsada de ‘GH DÚO’

 

Del mundo de la televisión se dice de todo menos cosas bonitas. Y no, no hablo de esa televisión de entretenimiento blanco y programas informativos de verdad. Me refiero a la televisión basada en el morbo, los montajes y los cotilleos, que no por ello menos lícita que la anterior. El surgir de las redes sociales ha ayudado a educar a la audiencia, desmontando montajes que, a primera vista, eran de lo mas creíbles para el espectador estándar. Hoy analizamos cómo los montajes como factor televisivo hartaron a la audiencia y acabaron destronando a Sofía Suescun, la Reina de los realities. 

El orígen: ‘Gran Hermano 16’

Hace cuatro años, entraba a la casa de Guadalix de la Sierra una chica carne de reality. Los seguidores de ‘GH 16’ se enamoraron de una Sofía Suescun rebelde, fiel a sus principios y con la capacidad de decir todo lo que pensaba sin que las consecuencias le pudiesen frenar. La audiencia de Telecinco vivió el mal de amores de una niña de dieciocho años a penas cumplidos, que tenía que soportar ver cómo su ex-pareja se enrollaba con otra mujer delante de sus ojos. Verla sufrir hizo que se activara la fórmula del éxito para ganar cualquier reality de convivencia: que el espectador empatice contigo simplemente por ser parte del grupo minoritario.

La virginidad televisiva de Sofía nos hacía creer que lo que sentía era real y, al verla en contra de media casa, la audiencia decidió apoyarla porque, como en la vida misma, no soportamos ver el sufrimiento de las minorías. Siempre nos posicionamos con aquellos más débiles, que tienen alguna carencia sentimental. De hecho, un año anterior al ‘Gran Hermano’ de Sofía, ganó Paula con la misma estructura argumental: Chica conoce a Chico. Chica y Chico se juntan. Chico se va con otra. Chica gana el concurso.  

3 años después de ganar ‘Gran Hermano 16’ y habiendo alimentado a sus fans acérrimos con participaciones en ‘Sálvame Deluxe’, ‘Sálvame Diario’ o ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’, cuando Mediaset vio que uno de sus peones empezaba a cojear, decidió sanarlo por la vía rápida. Sofía entra a concursar a ‘Supervivientes’. Su nombre vuelve a sonar por todos lados, empieza a pisar platós con más frecuencia y la audiencia vuelve a tenerla presente. El peón se vuelve a estabilizar y sigue jugando en la partida.

A por el doblete: ‘Supervivientes 2018’

En ‘Supervivientes’ vemos a una Suescun diferente. Han pasado tres años en los que Sofía se ha empapado de televisión, y no precisamente de la televisión blanca e informativa de la que os hablaba antes. La hija de Maite Galdeano había cursado el mejor máster en ‘Ganarse al público de Telecinco’ posible. Sabía que tenía que hacer para ganar ‘Supervivientes’. Y así lo hizo, aunque fuese con la ayuda de la cadena…

Su pareja, Alejandro Albalá, en plató, su ex-pareja, Hugo Paz, en la isla y un nuevo personaje se unió a la trama para darle más juego a la situación. En toda ficción, aquellos personajes nuevos que se van incorporando suelen tener mucho protagonismo en trama, para que el espectador empatice rápidamente con ellos. ¿A que no sabéis a quien da protagonismo Sofía durante medio concurso? Efectivamente, a Logan (Logon para los amigos), el nuevo.

Ahora te doy un pico, ahora te odio. Ahora me escribes un mensaje bonito con piedras, ahora me acuerdo de mi pareja que me espera en Madrid. Ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no. Todo este enredo para que después él de Madrid viaje a Honduras, la deje en directo y Sofía llore durante dos semanas, montándose un drama monumental y acabando con el bolsillo lleno de billetes. Chapeau, pero segundas partes nunca fueron buenas. 

Tras ganar ‘Supervivientes’ en 2018, Sofía se mantiene en televisión dejando y volviendo con el novio casi a diario, tantas veces como horas de directo hace Jorge Javier al largo del año. Pero como he comentado antes, la audiencia no es tonta y las redes empiezan a desmontar esos ires y venires de los tortolitos. En ‘Sálvame’ empiezan a salir nombres de futbolistas con los que, supuestamente, ha estado Sofía, Maite Galdeano enferma y hace conexiones desde su casa, se publica una posible boda entre Sofía y Albalá. Muchos tiros a puerta pero ningún gol, nada de esto funciona. Así pues, el peón vuelve a desestabilizarse, pero esta vez los reyes del tablero no se lo pueden permitir. Ha creado un monstruo.

¿Sofía para promocionar el nuevo invento de Telecinco?

Y llega ‘GH DÚO’, un reality nuevo, cogido con pinzas, que pretendía mantener los datazos de audiencia del ‘VIP 6’ para ganar contra las apuestas televisivas de la competencia. A pocas semanas del estreno del ‘GH’ de parejas, sale una noticia que causaría las risas de toda la platea: Sofía Suescun y Kiko Matamoros empiezan una aventura amorosa. Lo que pretendía ser el trampolín de la pamplonica para ganar ‘GH DÚO’ se transforma en el hazmerreír de la audiencia. El peón entraba cojeando en terreno de batalla y, o se espabilaba, o acabaría apartada del tablero.

Este jueves hemos presenciado la muerte televisiva de Sofía Suescun. En un intento de mantenerla como personaje fijo de la cadena mediante palabrería y montajes, los espectadores han sido conscientes de ello y han decidido frenarlo cuanto antes. Han dicho basta a seguir dando bola a una niña que ha llegado a creerse sus propios teatrillos. Y fíjate por dónde, lo han conseguido. 

Pero bueno, un programa más para el currículum de Sofía. Supongo que lo colocará entre los premios de realities y el Goya a mejor actriz revelación, muy merecido este último, por cierto. A no ser que Mediaset siga apostando por ella porque no tiene más peones con los que jugar, la reina de los realities ha sido destronada. Lástima que no llamen a Pepe Herrero para que ocupe el puesto. 

Deja un comentario