Atresmedia salva a la ficción española de pasar por el ‘Matadero’

Con un 21,6% de share y 3.336.000 espectadores, Atresmedia consolida su apuesta en el terreno de la ficción con el estreno de ‘Matadero’: un thriller muy ibérico.

 

No sé como empezar este artículo. Bueno, en realidad sí lo sé: dando las gracias (de nuevo) a Atresmedia y a su apuesta por la ficción de cosecha propia. Ayer asistimos al estreno de una serie sin precedentes en nuestro país, ‘Matadero‘. Una mezcla de thriller y comedia negra aparecía en nuestros televisores, que sintonizaron automáticamente con Antena 3. Porque sí, es un hecho: Atresmedia ha fidelizado con la audiencia en el terreno de la ficción. Desde hace unos meses atrás, el sello ‘Series Atresmedia’ se ha asentado y siempre qué Antena 3 estrena una serie las expectativas del espectador son altísimas. Y no suelen defraudar.

Después de ver como un grupo de atracadores asaltaban la Fábrica de Moneda y Timbre, unos narcos escalaban posiciones en el monopolio de la droga en Galicia y un científico vasco volvía a casa para descubrir quién mató a su pareja, era difícil que Atresmedia nos sorprendiera con una ficción diferente. La audiencia denota su cansancio con las estructuras narrativas convencionales: quieren algo nuevo, algo que les sorprenda, qué les deje con la boca abierta de inicio a fin. No os diré qué ‘Matadero‘ es apasionante, pero sí una cruda y surrealista visión de nuestro país que ha conseguido que los espectadores no cambien de canal en su primera emisión.

‘Matadero’ describe exageradamente la filosofía de vida en España. Las rencillas familiares, la vida en el pueblo, la corrupción en nuestro día a día y la ley del mínimo esfuerzo protagonizan un argumento repleto de humor negro y ambientes de violencia, que al añadir la trama del narcotráfico, ha llevado a muchos espectadores a comparar la serie con el filme de los hermanos Coen, ‘Forge‘. Además, el tono macarra de la ficción da un giro de tuerca a la comedia convencional, con toques de locura inesperados a la par que necesarios.

El elenco está formado por rostros reconocidos y el trabajo detrás de cámara es muy notorio. Cada personaje es un mundo y los actores y actrices lo han sabido plasmar a la perfección. Alfonso, el protagonista interpretado por Pepe Viyuela, es uno de los personajes más transparentes y a la vez ocultos. Su bondad del primer capítulo tiene toda la pinta de desaparecer e ir evolucionando hacia un personaje con pensamientos mucho más psicópatas.

‘Matadero’ es el rarito del grupo de las ficciones de Atresmedia: una serie diferente, con un tono diferente, para un público diferente. Pero es en la diferencia donde se encuentra el impacto, uno de los factores que intervienen en el atractivo de esta serie. ¿Quién nos diría hace unos años que alabaríamos y compararíamos nuestra ficción con la de Estados Unidos?. Con el surgir de Netflix y otras plataformas de series en streaming, nuestras producciones estaban predestinadas a desaparecer. Menos mal que la industria evoluciona y entiende el sector. Al fin y al cabo, Atresmedia ha dado el primer paso para sacarnos del ‘Matadero’, veremos si otras cadenas se unen al cambio.

Deja un comentario