Rozalén y Carlos Sadness ponen voz a la sintonía de la cabecera de ‘Mercado central’

Jesús Díaz es el compositor del tema ‘Una luz en la ciudad’, cabecera de la ficción, y de la banda sonora.

 

El próximo mes de septiembre TVE estrenará su nueva serie diaria ‘Mercado Central’. La ficción, que cuenta con Antonio Garrido, Begoña Maestre, Lola Marceli y Jesús Olmedo como protagonistas, actualmente está en proceso de grabación y ocupará la franja de la tarde de La 1.

Asimismo, los cantantes Rozalén y Carlos Sadness serán los encargados de poner la música de su cabecera. Jesús Díaz, de la productora Music in silence, ha compuesto el tema, ‘Una luz en la ciudad’, así como la banda sonora de la ficción. La música de cabecera irá acompañada en imagen de un plano secuencia que recorre todo el mercado.

Rozalén es una de las principales voces de la canción de autor en español. Ha cautivado a público y crítica y acumula numerosas distinciones, tan importantes como dos Discos de Platino y uno de Oro, la Placa al Mérito Profesional de Castilla-La Mancha o el reconocimiento a Álbum del año 2015 por Apple Music y cuenta con dos nominaciones a los Latin Grammy. Por su parte, Carlos Sadness, cantante e ilustrador, comenzó publicando canciones por internet y tras el éxito de varios de sus sencillos y álbumes, se ha convertido en uno de los artistas indies del momento.

Así es ‘Mercado Central’

‘Mercado central’ está situado en el corazón de uno de los barrios más populares de la ciudad. Según un informe realizado tras una inspección municipal, se debe efectuar una reconversión de sus más de mil metros cuadrados y no se considera viable que continúe con su actual actividad. Detrás de esta decisión se encuentra un importante fondo de inversores que ya ha hecho una oferta para convertirlo en un lujoso centro comercial.

Con el apoyo de los vecinos y negociando duramente, la asociación de comerciantes del mercado consigue que el consistorio aplace la decisión. Un año será el tiempo que tendrán los comerciantes para remodelar, modernizar el recinto y lavarle la cara a su lugar de trabajo y medio de vida.  Pero una parte de las familias relacionadas con esos comercios no tienen la misma opinión, y prefieren aprovechar la oportunidad y obtener alguna ganancia. Por si fuera poco, las relaciones laborales, personales y sentimentales de las personas que viven de esos negocios se entremezclan continuamente y ponen en peligro la salvación del Mercado.

Deja un comentario