Lo que necesita ‘Zapeando’ para desmarcarse de ‘Todo Es Mentira’

La marcha de Frank Blanco es la oportunidad perfecta para que ‘Zapeando’ se renueve o muera

 

En 2013 ‘Zapeando’ se estrelló. laSexta confió en el formato y, tras unos cambios, el programa empezó a coger bagaje. A día de hoy y tras seis años en emisión solo puedo decir que la confianza es muy valiosa para ir desperdiciándola. ‘Zapeando’ llegó a tener un momento álgido cuando la oferta de la sobremesa era muy pobre, pero en los últimos años hemos visto agonizar a un formato hiperguionizado que se limita a comentar momentos «graciosos» de programas de televisión y redes sociales. Pero sorprendentemente funciona.

Ahora que Frank Blanco abandona el programa, creo que es el momento perfecto para darle un lavado de cara al formato. Siguiendo la reflexión de Miguel de Unamuno, el equipo de laSexta debe renovarse o morir, dando paso a nuevas propuestas. Es entendible que si el programa supera en audiencia a su competidor directo se piense que es mejor no tocarlo, pero si la confianza ha perdurado durante 6 años, ¿por qué no confiar aún más y ayudar a reflotar la calidad del programa?

Un plató totalmente renovado

El plató de ‘Zapeando’ ha tenido dos versiones. La primera fueron unas butacas repartidas por el plató, una disposición que daba sensación de poca profesionalidad. Poca envergadura, poca impresión televisiva. Un decorado que no transmitía nada y que se tardó poco en cambiar.

La incorporación de una mesa aportó estética y poco a poco se fueron asentando colaboradores y contenidos. Ahora bien, Atresmedia destaca por sus platós: renuevan los decorados, aportan innovaciones, causan sensación entre los amantes de la tele. En cambio su relación con el espacio de laSexta es digna del pensamiento de Piqueras; no tocar nada del plató pase el tiempo que pase. En mi opinión, ‘Zapeando’ necesita un lavado de cara integral. Un nuevo plató más grande, mejor iluminado, con más espacio para que los colaboradores jueguen. Incluso se me ocurre trasladarlos a la sede de Atresmedia e imitar el comportamiento de ‘Sálvame’ en cuanto a salir de plató y enseñar los entresijos de la tele. Salir del formato encorsetado en el que se encuentran, dar pie a la improvisación: innovar.

Un tono más rebelde

Zapeando’ es para todos los públicos. Se aleja del añorado ‘Sé lo que hicisteis’, en busca de un blanco puro que no aporta nada. Humor a lo ‘Bricomanía’, «fácil, sencillo y para toda la familia». ¿Por qué no darle un tono mucho más rebelde? La clave de ‘Todo Es Mentira’ es el humor oscurecido con el que tratan la actualidad. ‘Sé lo que hicistéis’ también utilizaba ese tipo de humor, al igual que ‘Tonterías las justas’ en algunos momentos. En cambio ‘Zapeando’ se ha quedado como una comida sin sal. El nuevo ‘Zapeando’ debe jugar con la picardía, alejarse del guionizado al pie de la letra y ser más confidentes con el público.

Sin guión y a lo loco: la importancia el dinamismo

En ‘El Hormiguero’, Pablo Motos llena el plató de acciones. En ningún momento el ritmo baja: una entrevista dinámica y unos colaboradores que entran y salen del plató con rapidez y mucho ritmo. ‘Zapeando’ debe imitar al rey del acces prime time dentro de sus posibilidades. Con un nuevo plató puedes jugar con múltiples espacios, si divides las secciones por espacios, te levantas de la mesa, cambias de registro y juegas con el factor sorpresa, al espectador lo tienes ganado.

Además, una de las cosas que más me alejan de ‘Zapeando’ es su guion un pelín arcaico. Chistes de cuñado, chistes malos, juegos de palabras rebuscados. ‘Zapeando’ no hace gracia y lo peor de todo es que cuentan con cómicos de altura. Si dejaran a los cómicos interactuar entre ellos sin guion más allá que la escaleta, el programa cogería una frescura más que necesaria. Si a eso le sumas algo más que «comentar vídeos» o los sigues comentando pero de una manera más creativa, tienes un programa mucho mejor que la versión actual.

Un nuevo presentador/a que destaque

Volviendo a los grandes como punto de referencia, cuando nos dijeron qué Eva González presentaría ‘La Voz’ flipamos. Después lo hizo mejor o peor, pero el primer día estábamos todos expectantes para ver cómo se llevaba con el formato. Si preparas una nueva versión de un formato que lleva mas de 6 años en emisión, debes conseguir que el público le dé un voto de confianza y para ello el papel del presentador es indispensable. 

La vuelta de Flo a la pequeña pantalla junto a Anna Simón, o confiar en algún humorista de éxito a la altura de Dani Mateo, Anabel Alonso o Carlos Latre. Todas estas opciones pueden dar vida a un formato que se apaga poco a poco. Y ya que cambiamos el presentador, apostemos por nuevos colaboradores (más allá del influencer de turno), ¿no?

Definitivamente ‘Zapeando’ necesita cambios, necesita emocionar a una audiencia que sintoniza laSexta para dormir la siesta. Frank ha sido la primera baja, Arús asoma con un posible cambio de franja y Risto se frota las manos. En una cadena marcada por la actualidad política, ‘Zapeando’ debe desmarcarse totalmente pero con un producto de calidad. Renovarse o morir.

Deja un comentario