‘Black Mirror: Bandersnatch’, la revolución del ‘En Netflix decido yo’

‘Black Mirror’ regresa a Netflix por todo lo alto, con una película en la que el espectador decide el futuro del protagonista y su entorno: La filosofía del ‘En Netflix decido yo’, elevada al máximo exponente.

 

Si has llegado a esta entrada es porque has tomado la mejor decisión, pero ¿y si hubieses tomado otra? ¿Qué hubiese pasado?. Así es como Netflix nos plantea su última innovación, dándonos el poder de todo. En ‘Bandersnatch’ el protagonista eres tú y tu mando a distancia.  

Con un ambiente retro, allá por los años ochenta, ‘Bandersnatch’ nos cuenta la historia de Stefan, un jóven programador obsesionado por adaptar su libro favorito en un videojuego totalmente innovador y ambicioso para su generación. Una narración que mezcla el surrealismo con el día a día de un chico que a lo largo de su vida se ha tenido que enfrentar a decenas de situaciones traumáticas que han marcado en él una personalidad totalmente psicótica. 

Una banda sonora perfecta hace que asocies las sintonías y canciones con sentimientos y sensaciones, consiguiendo introducirte en la mente del protagonista, sufriendo así la incertidumbre de lo que va a suceder, porque en ‘Bandersnatch’ todo cambia en un abrir y cerrar de ojos, a solo un clic de tu mando a distancia. A la banda sonora se le suma la fotografía, atrevida en muchas ocasiones, con planos poco usuales en el cine comercial, como la implantación de secuencias con la vista del protagonista en tercera persona, aumentando así la sensación de control sobre el personaje, al más puro estilo de los videojuegos de esta temática.

En el ámbito de la interpretación, la potencia de Fionn Whitehead hace que te metas de lleno en el cerebro de Stefan, sufriendo por él y por su entorno. Y es que la clave de la fidelización en el cine es la empatía por los personajes, siendo la interpretación de Fionn un punto clave que hace que sientas pena y rabia por las situaciones en las que se ve entrometido. Porque si tú tomas las decisiones, tú eres el culpable de que Stefan enloquezca y sufra durante el film.

Netflix / Black Mirror

Una razón más por la que consumir ficción bajo demanda

El argumento “Yo ya no veo la televisión porque en Netflix decido yo” es el más sonado cuando hablamos de preferencias entre la televisión lineal y los servicios bajo demanda. En Netflix decidimos qué queremos ver, cuándo lo queremos ver y dónde lo queremos ver, siendo una de las mejores ofertas audiovisuales del momento. Ahora, con ‘Bandersnatch’ también podemos decidir que hace el protagonista, teniendo el poder absoluto de la trama, o eso es lo que nos quieren hacer ver.

‘Bandersnatch’ no es un ‘elige tu propia aventura’ común, ‘Bandersnatch’ es un punto de inflexión en la ficción bajo demanda. Es agrupar esa modalidad encontrada en la literatura y los videojuegos y explotarla en el mundo del cine, dejando al espectador decidir sobre el protagonista pero bajo las órdenes de una dirección muy bien marcada, llevada a cabo en este caso por el guionista Charlie Brooker. En ‘Bandersnatch’ decide el espectador bajo las cuerdas de un títere que decide por él, algo así como el ‘Gran Hermano’ del que George Orwell nos habla en ‘1984‘, una conspiración que sigue y seguirá presente en nuestras vidas por mucho tiempo, ahora en forma de ficción.

Con ‘Bandersnatch’ la revolución de la ficción bajo demanda ha comenzado. ¿Quieres formar parte de ella?

 

          |          NO

Deja un comentario