La nueva ficción de TVE, ‘La caza. Monteperdido’, finaliza su rodaje

El equipo ha rodado durante más de seis semanas en un enclave único del Pirineo aragonés, la comarca de La Ribagorza.

 

La nueva serie de TVE en colaboración con DLO Producciones, ‘La caza. Monteperdido‘, ha finalizado hoy mismo su rodaje. La ficción, encabezada por Megan Montaner, Alain Hernández y Francis Lorenzo, se ha grabado durante varios meses en localizaciones naturales, entre las que destaca el Pirineo aragonés. Un enclave único en el que se inspiró Agustín Martínez, autor del best-seller en el que se basa esta ficción, para enmarcar la historia.

De este modo, gran parte de los exteriores de la serie se han grabado en la comarca de La Ribagorza. Las calles de Benasque y Cerler son las elegidas para representar el pueblo ficticio de Monteperdido. Además, otros lugares como Llanos del Hospital, el barranco de Remuñe, la Besurta, los bosques de Benasque, el río Ésera o Senarta han servido de escenarios naturales para muchas escenas.

Para los productores de la serie, el Valle de Benasque era el lugar perfecto que describe la novela, con una magia y una naturaleza que se convierte en un personaje más de la historia. Un entorno complejo y laborioso con localizaciones de difícil acceso, todo un reto de producción para el equipo técnico y artístico.

La serie se ha grabado con cámaras 7K, algo poco habitual en la ficción española y que permitirá a ‘La caza. Monteperdido’ destacar por su factura estética y técnica.

Así es ‘Monteperdido’

Hace cinco años, dos niñas de once años, Ana y Lucía, desaparecieron en Monteperdido, un pueblo del Pirineo. Tras una extensa búsqueda, el caso nunca se resolvió y los vecinos quedaron marcados por la tragedia. Ahora, una de las niñas, Ana, ha regresado. Dos agentes de la UCO especializados en desapariciones trabajarán junto al cabo de la Guardia Civil local en una investigación que pronto se revelará como un laberinto.

Ana no puede decir prácticamente nada acerca de su captor, que evitaba en todo momento mostrar su identidad. Las autoridades se volcarán con el caso para encontrar a Lucía, pero los habitantes de Monteperdido, incluso las familias de las niñas atrapadas en sus secretos y mentiras, no se lo pondrán nada fácil a los investigadores. Algo tienen claro: el monstruo está entre ellos y los agentes iniciarán una caza que pondrá en peligro sus propias vidas.

Deja un comentario